7/7/11

Pastoral Americana, Philip Roth


Al principio "Pastoral Americana", pretendiendo o no, parece un libro superficial de vida americana, el muchacho perfecto del high school, un futbolista popular, luego, su participación en todas las cosas que los ciudadanos estadounidenses consideran como "el sueño americano", son cumplidos por este guapísimo y rubio gigantón. Sin embargo, se va convirtiendo en un libro desgarrador sobre la realidad que viven muchos estadounidenses.

El estereotipo del americano clásico se da en la figura de Seymour Levov, llamado por sus amigos "el sueco", un judío americano, que físicamente había ganado todas las ambiciones de aceptación en la sociedad norteamericana. Para mejorar la perfección se enamora de Miss NJ y ambos forman la pareja perfecta. ZucKerman, un personaje que aparecerá en las novelas de Roth frecuentemente es el que escribe la historia, como un conocido de los hermanos Levov, admirador desde pequeño de "el sueco".

En su antigua admiración escucha y plasma los sucesos de la familia y de este personaje sin mancha, que se desmorona después de un grave suceso. La pareja ejemplar tiene una hija, la que desde pequeña presentó irregularidades intelectuales desde su niñez, quizá muy inteligente para sus padres.

Al crecer y entrar en la adolescencia, la niña se ve envuelta y apasionada en las protestas contra la guerra de Vietnam. El padre le trata de explicar por qué suceden las cosas, pero nada puede cambiar el destino de la muchacha, el mismo que arruinaría el futuro de sus ejemplares padres. El Sueco, aterriza en la tierra luego de estos sucesos y se da cuenta que la vida perfecta es diferente a la que él estaba viviendo. Diversos personajes lo ayudan a descubrir esa realidad, la realidad del capitalista oculto del mundo real y sus reacciones niegan que la vida en el mundo puede ser de tal manera.

El autor convierte este libro en un himno de literatura americana. En un inicio el libro da algunos rodeos superficiales, pero existe una curva donde el lector se ve atrapado y se envuelve en un análisis de la vida en los Estados Unidos, que no le es ajeno a nadie, quizá solo a los mismos americanos.

Philip Roth, gana el premio Pulizter con esta obra maestra. Su descendecia judía le permiten haber vivido la discriminación en América, así como enriquece los diálogos y las situaciones, que en algunos momentos arrancan una sonrisa cuando uno conoce bien al americano común y ve en el libro sus debilidades.

4 comentarios:

  1. ¡Hola Deborah!
    Excelente reseña!
    Como soy fan de Philip Roth, sólo podría decirte que La mancha humana es mejor que Pastoral Americana.
    Un abrazo,
    R.

    ResponderEliminar
  2. Quería leer la trilogía desde el principio pero "Me casé con un comunista" no me ha seducido. Me lo saltaré para seguir con el que me recomiendas.

    ResponderEliminar
  3. es de mis eternos pendientes...a ver si le pongo remedio el año que viene.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  4. Hola, quizás os interese saber que tenemos una colección que incluye el relato 'Defender of the Faith' de Philip Roth en versión original conjuntamente con el relato 'The Courter' de Salman Rushdie.

    El formato de esta colección es innovador porque permite leer directamente la obra en inglés sin necesidad de usar el diccionario al integrarse un glosario en cada página.

    Tenéis más info de este relato y de la colección Read&Listen en http://bit.ly/rqsPXc

    ResponderEliminar