3/8/11

La Princesa del Sol, Antoine B. Daniel


"Arremolinada contra su madre, Anamaya se despierta bruscamente y escucha la lluvia sobre el techo de la cabaña. Es todavía de noche, la noche profunda y opaca de la selva. Llueve con fuerza. No se oye nada más, ni los crujidos de las vigas, ni los gritos de los monos o de las bestias que frecuentan el bosque. Se da la vuelta sobre el lecho de cañizo y busca la mano de su madre. No comprende por qué el sueño la ha abandonado."

Ambientada entre Perú y Ecuador entre los años 1526 y 1532, así es como comienza la tierna historia de Inca "La Princesa del Sol", la cual narra la historia de la conquista del Perú a través de los ojos de Anamaya, una muchachita de la selva y Gabriel, un español que llega con el primer grupo de Francisco Pizarro a apropiarse de las tierras de América y del oro de los Incas.

Tan romántica como sangrienta, la historia cuenta, en un discurso épico y de vocabulario poético, cómo al inicio, los Incas en su hambre de conquista atacaron las aldeas de la selva para robar esclavos que sirvan a gran imperio Inca. Uno de los guerreros se queda perplejo al ver a tan hermosa criatura pues sus ojos eran azules. Anamaya, había sido discriminada por ello desde pequeña, pero no sabía que su futuro dependía de su gran sensibilidad y de sus ojos de "color de lago".

El mismo Inca Huayna Capac se entrevista con ella y como buena selvática, se atreve a contestarle y a decirle lo que piensa al Inca, al cual nadie podía dirigirse. Sin embargo el Inca le toma gran cariño y pide entrevistarse con ella en su lecho de muerte, donde le cuenta todos los secretos dle imperio y del futuro que le depara.

Entre tanto era cantado, como sabemos en la historia, la disputa entre Huáscar y Atahualpa por el trono. Huayna Capac, le deja a la muchacha todas las indicaciones, las cuales olvida del susto de ver a alguien morir a su lado. Siendo tan solo una niña, la casan con el muerto y eso le valió para salvar su vida, que al llegar los españoles, supieron de donde habían salido esos ojos azules y su alargada figura.

La historia transcurre y paralelamente el autor cuenta la vida del bastardo Gabriel, quien en su valentía es recibido por Francisco Pizarro como uno de sus soldados. Luego de la llegada de los foráneos a Cajamarca, mientras Gonzalo Pizarro pide una entrevista al Inca Atahualpa, Gabriel se pierde en los ojos azules de la mujer Inca que lo observaba sin descaro, pues su pelo y su cara cubierta de "hilos de oro", la fascinaron.

Si pudiera escribiría de que se trata todo el libro, pero no tengo tiempo. La hermosa narración nos lleva a esos años de la ingenuidad Inca y la audacia de los españoles.

Esta es una trilogía llamada INCA, y este es el primer libro "La princesa del sol", "El oro del Cuzco" y "La luz de Machu Picchu" son los dos restantes. ha sido escrita por Antoine B. Daniel, pero es el seudónimo que acoge a tres escritores que escriben conjuntamente; Antoine Audouart, Jean Daniel Baltassat y Bretrands Houette.

A pesar de suena a Pocahontas,el libro trae mucha historia detalla sobre las batallas que ganaron o perdieron los Incas durante este período.



3 comentarios:

  1. A mí también me sonaba a Pocahontas pero efectivamente creo que tiene que tener mucho para sacar de él. Queda apuntado.

    ResponderEliminar